Por: Dr. Roald E. Gómez Pérez

Internista Endocrinólogo Andrólogo

Profesor Titular de la Universidad de Los Andes, Mérida. Venezuela

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica que se caracteriza por niveles elevados de azúcar en la sangre, se manifiesta clínicamente por aumento del volumen de orina (poliuria), exceso de ingesta de agua (polidipsia), aumento del apetito e ingesta de alimentos (polifagia) y pérdida de peso. Según la Federación internacional de diabetes (IDF, en sus siglas en inglés), para el año 2019, aproximadamente 463 millones de adultos cursan con diabetes, lo que equivale a una prevalencia a nivel mundial de 9,3 %; de los cuales 50 % no están diagnosticados; esto nos dice que una de cada dos personas cursa con la enfermedad sin saberlo. Y si esta fuera poco, se estima que para el  año 2035 estas cifras se elevarán a 592 millones de personas, de las cuales el 79% vivirán en países de bajos ingresos.Si la tendencia continúa, 700 millones de adultos tendrán diabetes para 2045. En el Estudio venezolano de salud cardio-metabólica (EVESCAM), estudio realizado en 8 entidades del territorio nacional, donde se incluyeron 3420 mayores de 18 años, se observó  una prevalencia de diabetes de 13 % y de pre diabetes de 40%, la cual esta por encima de la observada a nivel mundial.

El Día Mundial de la Diabetes fue creado en 1991 por la IDF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en respuesta al aumento de la preocupación por la creciente amenaza para la salud que representa la diabetes. El Día Mundial de la Diabetes se convirtió en un día oficial de las Naciones Unidas en 2006 con la aprobación de la Resolución 61/225 de esta institución. Se celebra cada año el 14 de noviembre, aniversario del nacimiento de Sir Frederick Banting, quien descubrió la insulina junto con Charles Best en 1921, obteniendo el premio nobel de medicina y fisiología en 1923 por este descubrimiento. La insulina cambio la vida de los pacientes diabéticos tipo 1, a partir del año 1930 que fue utilizada para su tratamiento, la mortalidad cambio de un 100% al 4 %.

El Día Mundial de la Diabetes es la mayor campaña de sensibilización sobre esta enfermedad en el mundo, alcanzando una audiencia global de más de mil millones de personas en 165 países. La campaña está representada por el logotipo del círculo azul celeste, que fue adoptado en 2007 tras la aprobación de la Resolución de la ONU sobre la diabetes. El círculo azul es el símbolo mundial de la concienciación sobre la diabetes, en algunas civilización representa vida y salud, este trata de simbolizar la unidad de la comunidad mundial en respuesta a esta epidemia, algunos consideran que es el azul cielo que engloba a todos los pueblos.

Cada año, la campaña del Día Mundial de la Diabetes se enfoca en un tema que dura uno o más años. El tema central de este año es “El personal de enfermería marca la diferencia“. Este año 2020, la campaña tiene como objetivo crear conciencia del papel que el personal de enfermería cumple en el apoyo a las personas que viven con diabetes.

El manejo del paciente diabético es multidisciplinario, donde el personal de enfermería realiza un trabajo extraordinario para apoyar a todas aquellas personas que viven con esta enfermedad. La educación diabetológica y el entendimiento de la enfermedad, hace que el paciente se adapte y pueda lograr un buen control de esta condición. En este sentido, La IDF ha lanzado un curso de educación en línea, para ayudar al personal de enfermería en mejorar sus conocimientos y entendimiento de la diabetes. En la medida que el número de personas con diabetes continúe aumentando en todo el mundo, el papel de las enfermeras y educadores en diabetes se está volviendo más importante en el manejo del impacto de esta condición.

El personal de enfermería con frecuencia es el primero con el que una persona con diabetes interactúa. Las enfermeras juegan un papel importante en el diagnóstico temprano de la diabetes para asegurar un tratamiento rápido, proporcionar información para el autocontrol, apoyo psicológico al paciente; así como, educar para ayudar a prevenir las complicaciones y combatir los factores de riesgo de la diabetes tipo 2. Actualmente existe una necesidad significativa de más educación y equipamiento al personal de enfermería para apoyar a las personas que viven con diabetes y aquellos en riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Con los conocimientos adecuados, el personal de enfermería puede marcar la diferencia para las personas afectadas por la diabetes.