Hay una serie de recomendaciones que deben ser atendidas por el equipo médico y auxiliar en áreas Covid en otras áreas  y para el uso de equipos su reutilización se recomienda seguir las normas de desinfección aprobadas por OMS, OPS y Centros de Investigación serios.

En el contexto de la pandemia Covid-19 las diferentes autoridades sanitarias no recomiendan la reutilización de algunos equipos. Sin embargo, la realidad sobre el costo y la escasez ha generado que se replantee la reutilización  de los mismos, los cuales han sido diseñados para utilizarse una sola vez, por lo que se han creado algunas estrategias de desinfección para estos equipos.

Todas las recomendaciones que aparecen aquí, fueron extraídas de recomendaciones internacionales de la  Organización Mundial de la Salud (OMS,)  Organización Panamericana de la Salud (OPS) y estudios científicos de centros de investigación serios, bajo condiciones normalizadas y controladas, ya que se considera incorrecto  e inseguro reutilizar cualquier artículo, sin un proceso de reacondicionamiento o descontaminación adecuada.

No todos los métodos son 100% validados  por la OMS, pero se han evaluado la eficacia biocida, el rendimiento de filtración, la caída de presión, el ajuste y la toxicidad residual para verificar la efectividad de estás estrategias.

Recomendaciones de tiempo de uso y desinfección

Bata médica de algodón: la bata médica puede ser utilizada durante toda la jornada en áreas de consulta o servicios no  Covid-19, zonas donde no se genere aerosolización (intubación, ventilación no invasiva, traqueotomía, RCP, ventilación manual, broncoscopias) y debe retirarse si se humedece o se salpica con fluidos. El retiro debe hacerse sin sacudir y colocarla por el lado del revés en una bolsa plástica.

Este acto debe ser seguido del lavado de manos. Para su reacondicionamiento se recomienda: Lavarlas a máquina con agua caliente (60 ºC a 90 °C) y detergente para ropa después de su uso.  Si no es posible el lavado a máquina, la bata puede ponerse en remojo en agua caliente y jabón en una tina grande, removiendo con un palo sin salpicar. Después, la prenda se deja en remojo en una solución de hipoclorito sódico al 0,05% durante unos 30 minutos. Por último, se debe aclarar con agua limpia y dejar secar por completo al sol.

Batas de laboratorio desechables son menos resistentes que las batas médicas ordinarias de algodón, por lo que existe el riesgo de que sufran daños durante la atención al paciente. Puede usarse, durante toda la jornada en área no Covid o donde, no haya aerosolizacion siempre y cuando no se moje o sufra salpicaduras, ni se use para un procedimiento. Caso contrario, deben ser desechadas y reemplazadas. No se recomienda su utilización.

Delantal impermeable.  Su uso es exclusivo para áreas Covid o para procedimientos, el tiempo del uso lo establece  lo que dure el procedimiento. Pueden ser reutilizadas previa desinfección. Debe retirarse según las normas internacionales y colocadas en una bolsa. Si se decide reutilizar, debe lavarse con agua y jabón y después sumergirse en solución con hipoclorito sódico al 0.1% y enjuagarse luego, con agua limpia. Siempre que se use el delantal debe ser sobre una bata quirúrgica, desechable manga larga y de puño cerrado.

Gafas de protección monogafas de cierre hermético y gafas de acrílico con cierre lateral. Pueden utilizarse durante toda la jornada o desinfectarse entre la atención de pacientes,  ahora bien, si sufre salpicaduras, o no se tiene colocada la pantalla facial.  Las gafas deben limpiarse con jabón o detergente y agua y después desinfectarse con hipoclorito sódico al 0,1% (tras lo cual se deben enjuagar con agua limpia) o utilizando toallitas con alcohol al 70%. Antes de reutilizar las gafas se debe respetar el tiempo necesario de contacto con el desinfectante (por ejemplo, 10 minutos en el caso del hipoclorito sódico al 0,1% y 5 minutos después de colocar alcohol). Una vez limpias y desinfectadas, las gafas deben guardarse en una zona limpia para evitar su re contaminación. Algunos estudios recomiendan usar la de cierre hermético en áreas Covid o de aerosolización y las acrílicas en otras áreas.

Pantallas faciales: Pueden usarse toda la jornada o limpiarse entre pacientes en una zona aseada previamente.  La limpieza se realiza con jabón o detergente y agua y luego

desinfección con alcohol al 70% o hipoclorito sódico al 0,1%; si se emplea hipoclorito sódico, debe realizarse aclarando  al final con agua limpia después de un tiempo de contacto de 10 minutos. La pantalla facial puede limpiarse inmediatamente después de quitársela adecuadamente y practicar medidas de higiene de manos, debe  introducirse en un recipiente cerrado específicamente designado para su limpieza y desinfección posteriores.

Guantes de látex: se usan en áreas como triaje previo a la detección, consulta de fiebre, sala de aislamiento y observación, sala de aislamiento y unidad de cuidados intensivos de aislamiento, pero deben usarse y retirarse adecuadamente. En áreas no covid deben reemplazarse después de evaluar cada paciente. Nunca use guantes para salir del área de tratamiento. Nunca deben ser reutilizados. El uso de guantes no sustituye la higiene de las manos

Uso adecuado de mascarillas , gorros  y tapaboca

Re-esterilización con vapor de peróxido de hidrógeno (VPH) con el sistema Bioquell Claras C (5,6). La Food and Drug Administración (FDA) de EEUU ha autorizado, con fecha 30 de marzo 2020, la reutilización de las mascarillas N95 o similares, mediante VPH (denominado sistema de descontaminación Battelle) y podrían usarse hasta 20 veces, con un proceso de descontaminación de 2,5 horas entre cada uso. Quedarían excluidas las mascarillas que contengan celulosa. El documento de posicionamiento de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) indica que cada mascarilla descontaminada mediante este proceso, solo podrá́ reprocesarse un máximo de 2 veces.

Re-esterilización mediante calor seco en horno de convección, calentando a 70° C durante 30 minutos; este método mantuvo el efecto de filtración por encima del 95%.

Re-esterilización con vapor generado por microondas (MGS), calor húmedo mediante un ciclo a 65ºC durante 30 minutos e irradiación germicida ultravioleta (UVGI) con lámpara doble (arriba y abajo) 36W y tiempo de exposición de 148 segundos.

Re-esterilización con plasma de gas de peróxido de hidrógeno dos veces y hasta tres veces, manteniendo los niveles de penetración medios > 5%.

Re-esterilización con vapor a 121ºC durante quince minutos observando que las gomas se mantienen intactas y que cierran bien, controlando el número de veces que se re-esterilizan y no deberían tener más de 2-3 usos.

Re-esterilización con vapor de agua durante cinco minutos, comprobando que no se deforman, podrían reutilizarse durante unos días con esta descontaminación entre usos.

Re-esterilización sumergiendo en etanol al 99% (Investigación de la Universidad de Shanshu, Japón) durante una hora o a través de rociado de etanol al 75% 3 veces y secado a temperatura ambiente, no afectó las propiedades de filtrado de las máscaras de FFP2 (nano fibras) pero los filtros de fusión si pueden alterarse. No deberían utilizarse más de 3 veces

Re-esterilización mediante la exposición a gas de ozono durante un minuto.

Existen estudios que han demostrado que se mantiene la capacidad de filtración usándola hasta 5 veces. Pero el  reutilizarse afloja los tirantes y disminuye la capacidad de selli por lo que no debe usarse más de 3 veces. Otros estudios consideran cubrir con mascarillas quirúrgicas para prologar su durabilidad es factible. Si se combina con el uso de pantalla facial la protección está garantizada hasta para 5 usos.

Un estudio reciente de la Universidad de Stanford (non peer-review) evaluó los cambios en la FFP2 tras desinfección con 5 métodos diferentes:

  • Aire caliente (horno) a 75ºC, durante 30’
  • Luz UV, 254 nm 30’
  • Solución de alcohol 70º
  • Lejía doméstica
  • Vapor de agua durante 10’

Concluyó:

  1. El aire caliente a 75ºC durante 30’ no produjo efectos deletéreos en las mascarillas tras 20 ciclos de desinfección. (No se recomienda el uso de secadores de cabello en casos de COVID 19)
  1. La desinfección con luz UV tampoco tuvo efecto perjudicial tras 10 ciclos de Desinfección.
  1. La desinfección con vapor de agua caliente no perjudicó las propiedades de la Mascarilla durante los 3 primeros ciclos.
  1. Tanto la lejía como el alcohol modifican la carga estática de las microfibras de polipropileno o filtros de flujo, lo que hace que las mascarillas pierdan su eficacia protectora.

Bragas o mono de protección: Los monos de protección solo deberían ser utilizados en área COVID y pueden utilizarse durante toda la jornada. Hasta la fecha no se han establecido recomendaciones de desinfección, ya que por su gran superficie el mono puede romperse y es difícil validar su capacidad de filtración después de la esterilización.

Se recomiendan los de material laminado y sin microporos ya que protegen más contra fluidos. Hay trabajos anecdóticos donde recomiendan su lavado con agua y jabón más limpieza con hipoclorito de sodio pero no se ha validado su capacidad virucida por lo que no existen recomendaciones formales de reutilización.

OkGorros y tapaboca (protectores de zapatos): En áreas Covid solo deben usarse gorros y tapabocas desechables. No deben reutilizarse. Es importante aclarar como en otras ocasiones, que estas recomendaciones están sujetas a nuevas investigaciones y a nuevas normativas de la OMS y OPS.

Sobre las mascarillas quirúrgicas convencionales de 3 capas: el uso no debe sobrepasar las 4 horas. Los lineamientos internacionales recomiendan que no deba ser  reutilizada para desinfección con vapor y con alcohol  porque puede disminuir la carga viral pero altera considerablemente la capacidad de filtración. La exposición a la luz solar durante varias horas no ha validado la capacidad biocida.

Mascarillas quirúrgicas convencionales de 3 capas: El uso no debe sobrepasar las 4 horas. Los lineamientos internacionales recomiendan que NO  debe reutilizarse. La  desinfección con vapor y con alcohol puede disminuir la carga viral pero altera considerablemente la capacidad de filtración. La exposición a la luz solar durante varias horas no ha validado la capacidad biocida.

 

( L.P). CNP 6.914.