El programa Padrinos del Hospital Universitario de Los Andes,  bajo el lema: ¡Adopta a un residente, regálale un especialista a tu país! Es un programa de la Fundación Primeros Auxilios Ulandinos (P.A.U.L.A), cuyo objetivo principal es darle una mano amiga a todos los médicos residentes en formación  del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (IAHULA), buscando un padrino que los ayude económicamente durante su proceso de formación, y puedan finalizar con éxito la especialización.

Este proyecto nace como una iniciativa de varios médicos especialistas, algunos pertenecientes a la directiva  PAULA, quienes a inicios del año 2018, comenzaron a observar un número importante  de renuncias por parte de los residentes en los distintos postgrados, a causa de las dificultades financieras y el poco poder adquisitivo que tenían para continuar con su formación. No contaban con la alimentación adecuada y requerida para cumplir a cabalidad con sus actividades diarias y muchos de ellos incluso comenzaron a perder peso; esto activo las alarmas que dieron origen a este programa. Decidimos buscar ayuda nacional e internacional de venezolanos y extranjeros que pudiera colaborar aportando una cuota mensual para estos profesionales en formación. Muchos de estos padrinos, permanecen en el anonimato y otros prefieren incluso tener contacto telefónico con los residentes  para animarles y acompañarles emocionalmente.   

El primer paso para asistir a los médicos residentes, fue entregar alimentos al equipo de guardia durante 5 meses mientras se consolidaba, la iniciativa, “Padrinos del Hospital Universitario de Los Andes”. Gracias a las llamadas realizadas por los líderes de este proyecto y una gran cantidad de voluntarios, se logró contactar a decenas de personas quienes, con la voluntad de ayudar a construir el país incluso en la distancia, hicieron posible las primeras contribuciones y se convirtieron en los padrinos de los residentes.

 Desde el primer momento esta campaña “adopta a un residente” tuvo el apoyo de cientos de venezolanos y en la actualidad se siguen sumando día a día muchas personas de diferentes nacionalidades. Los resultados han sido muy positivos: cientos de médicos residentes se han visto beneficiados por este programa. Hasta el presente año se han graduado más de 200 médicos residentes que han sido apadrinados. En este 2020, se encuentran 210 médicos residentes venezolanos realizando sus distintas especializaciones y aún hay 80 residentes que esperan por un padrino, que les colabore económicamente para culminar su postgrado.

Desde Primeros Auxilios ULA agradecemos a todos los ángeles guardianes de los médicos residentes del Iahula, que han hecho posible que Venezuela cuente con especialistas que diariamente salen a resguardar las vidas de miles de connacionales.  Si usted quiere ser parte de este programa y desea apadrinar a un residente, se puede contactar a través de las redes sociales con la fundación. ¡Se parte de este gran proyecto!  ¡Regálale a Venezuela un médico especialista!