¿Sabías que cuando la demanda del trabajo es alta y se disminuye el control de la misma por falta de recursos, el estrés laboral aumenta? Esta reacción fisiológica se debe a que la persona percibe como amenaza una determinada situación y, hace que sienta la necesidad de hacer algo para activar su supervivencia. Cuando este estado permanece por mucho tiempo y agota los niveles emocionales, se crea el síndrome de ‘quemarse por el trabajo’ o síndrome de Burnout, que se define como una respuesta al estrés laboral crónico. Si eres el dueño de un negocio o empleado, es importante que aprendas sobre este tema ya que te permite crear un ambiente laboral sano para los empleados y tu participen activamente en el trabajo.

La OMS define el ambiente laboral sano como:

“Un lugar donde todos trabajan unidos para alcanzar una visión conjunta de salud y bienestar para los trabajadores y la comunidad. Esto proporciona a todos los miembros de la fuerza de trabajo, condiciones físicas, psicológicas, sociales y organizacionales que protegen y promueven la salud y la seguridad. Esto permite a los jefe y trabajadores tener cada vez mayor control sobre su propia salud, mejorarla y ser más energéticos, positivos y felices”.

¿QUÉ ES LO QUE PRODUCE EL ESTRÉS LABORAL CRÓNICO?

• Disturbios en el medio ambiente físico laboral:

se refiere a puestos de trabajo que estén expuestos a altas o muy bajas temperaturas, iluminación desfavorable, ruidos estruendosos, tienen muebles o equipos no acordes con las necesidades para una ergonomía adecuada.

• Demandas del propio trabajo:

Las excesivas exigencias que puede solicitar el dueño de negocio o los clientes, los horarios, la sobrecarga de trabajo, la exposición al peligro o riesgo laboral son otros factores que afectan.


• Confusión en los roles de trabajo:

Debido a que los cargos no están bien definidos y equilibrados; se crea fácilmente conflictos que ocasionan ambigüedades, malentendidos y molestias por percibir injusticias por la sobrecarga de un rol mal asignado.


• Las malas relaciones interpersonales:

las creencias limitantes del liderazgo organizacional hacia sus subordinados, el deterioro de los valores en la empresa, los conflictos entre empleados no resueltos, la no inclusión en la tomas de decisiones, puede convertir el trabajo en un estrés contagioso.
Un dueño de negocio responsable crea planes para evitar todo lo que puede producir el síndrome de quemarse por trabajo o Síndrome Burnout, en sus colaboradores, por medio de políticas para normar la salud mental y física de los trabajadores en sus puestos de trabajo.

3 MANERAS PARA ELIMINAR EL ESTRÉS EN EL TRABAJO


• Identificar los factores que están causando estrés, escuchando y observando atentamente al personal.


• Hacer mesas de trabajo para identificar los problemas principales usando la matriz de priorización o la técnica de loto azul.


• Crear soluciones con un equipo de alto rendimiento, mediante la técnica SCAMPER.


En resumen, si detectas este síndrome en tus colaboradores o en ti, intenta solucionarlo lo antes posible o busca ayuda. Recuerda que se puede reducir si estás dispuesto a ello.


Anmary Velazco
Coach Personal
Asesora Empresarial