Las mascarillas quirúrgicas y N95 deberían reservarse para los trabajadores de la salud

El uso constante del tapaboca de tela es una de las medidas para desacelerar la propagación del Covid 19 dentro de la sociedad, y se debe combinar con buenos hábitos de higiene personal, especialmente el de lavado de las manos, y con el distanciamiento físico adecuado entre personas. Por la pandemia del SARS-CoV2 y la emergencia sanitaria que vive el mundo, las mascarillas quirúrgicas y la mascarilla de respiración N95 son suministros fundamentales que deberían dejarse para el uso del personal médico y de los pacientes y familiares que así lo requieran, esto según datos aportados por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Para protegernos utilizando una mascarilla de tela debemos tener en consideración algunos pasos para ponerla y quitarla adecuadamente. 

Para ponerla debe primero lavarse bien las manos. Tómela y ajuste de tal manera que ajuste la nariz, cubra la boca y ajuste en la mandíbula. Debe de igual manera ajustar a los lados de la cara. 

Al llegar a casa debe quitarse cuidadosamente el tapaboca, para ello lavaremos bien las manos, desataremos las tiras detrás de la cabeza o quitamos las bandas de las orejas. No debe tocar el tapaboca, solo manipule las tiras. Lleve ha lavado inmediato el cubre boca y haga higiene de sus manos, rostro y cuello. Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca.